Por Ernesto Reyes

Oaxaca padece diversos tipos de violencia. Uno de ellos es el acoso escolar que debiera estar prendiendo los “focos rojos” entre autoridades para atender con prontitud la demanda de justicia de las víctimas y sus familiares, y la no repetición de estos casos. En la comunidad mixteca de San Simón Zahuatlán, considerada una de las más pobres de Oaxaca, el 16 de enero ocurrió un presunto caso de acoso escolar o bullying que privó de la vida, seis días después, a un adolescente de 15 años. 

Por testimonios periodísticos esta persona, identificada con las siglas AFCJ, al parecer fue golpeada por uno o varios de sus compañeros. Tras conocer los hechos, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca inició un expediente de queja, solicitando la atención y colaboraciónde la vice fiscalía Regional de la Mixteca, del Instituto Estatal de Educación Pública, del Hospital General Pilar Sánchez Villavicencio y del Instituto Mexicano del Seguro Social, para remitir un informe detallado y completo conrelación a los hechos, así como las acciones implementadas para conocer y dar seguimiento al caso.

Por causas que deben aclararse, el joven cayó de una parte alta sobre un techado de lámina, golpeándose la cabeza, lesiones que pudieron haberle causado la muerte. La agresión ocurrió a 400 metros de la Escuela Telesecundaria,en donde se hallaron manchas de sangre. La fiscalía generalde Oaxaca abrió una carpeta de investigación por el delito de homicidio, pero ubica como principal causante el acoso escolar. 

Hay, sin embargo, dudas que corresponde aclarar a la autoridad ministerial y no dejar vacíos que contribuyan a ocultar la verdad. Familiares del muchacho expresan falta de atención y poca celeridad de la instancia investigadora.

Según Leslie Aguilar, corresponsal de Noticias en la mixteca, el presidente municipal, Fortino Nicolás Laureano,informó que el joven llegó a la clínica “y de ahí quedó inconsciente, por lo que fue trasladado (al hospital) de la ciudad de Huajuapan de León donde por la gravedad de las lesiones perdió la vida”. No obstante, una madre de familia dijo que el joven no llegó solo a la clínica, sino que lo llevó un grupo de estudiantes “quienes señalaron que habían sido agredidos por otros compañeros, muy cerca de la institución educativa”. 

La reportera de TV Azteca Oaxaca, Karime Cruz, recogióestos testimonios: “El golpe que recibió en la cabeza, al caer sobre un techado de lámina, le ocasionó seis días de agonía y finalmente la muerte. Tenía otros golpes en los pies, en la espalda e incluso en los tobillos. El médico que lo atendió le comentó al padre del fallecido- dice una de sus familiares-que no solo era un golpe en el cráneo; tenía varios, por eso se le inflamó demasiado el cerebro y cayó inconsciente, lo que ocasionó (su muerte). AF tenía más golpes en el cuerpo y en la cabeza”. Esta versión deberá confirmarse en el peritaje oficial. Los padres de AF están en la indefensión porque solo hablan la lengua mixteca. Hay poca o nula solidaridad de autoridades superiores, en el marco de un gobierno que se reclama humanista.

Un joven, que se presume sería el responsable, reconoció haber golpeado a AF, pero su familia no se ha hecho cargo: “Nadie ha venido a hacerse responsable de los gastos médicos, ni funerarios, ni de nada”, es la queja. Losprofesores del plantel en donde cursaba sus estudiosrecuerdan que AF era un muchacho muy pacífico. Sin embargo, en la Telesecundaria no existe un psicólogo para detectar este tipo de problemas entre el estudiantado. Dichalabor de orientación la realizan ellos, pero no estánespecializados.

Citlalli López Velásquez dio a conocer que, entre los años 2020 y 2023, el acoso sumó 80 quejas ante la Defensoríaoaxaqueña. Al iniciar enero se conocieron las de una estudiante de la primaria “Enrique C. Rébsamen” de Oaxaca de Juárez, otra joven en la Normal Rural Vanguardia de Tamazulápam y el joven que perdió la vida en Zahuatlán.

En una iniciativa para adecuar la Ley Estatal de Educación a fin de que en cada plantel educativo exista un comité para la prevención del maltrato, acoso y violencia escolar, la diputada Adriana Altamirano Rosales recuerda que la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico sitúa a Oaxaca como el quinto lugar nacional en agresión escolar entre menores de 12 a 15 años. En la Encuesta Internacional sobre la Enseñanza y el Aprendizaje, testimonios de profesores y directores señalan como ingredientes de estas conductas el consumo de drogas en las escuelas, vandalismo y robo, además de problemas sociales y familiares.

Tu opinión es importante