miércoles, junio 19, 2024

CIMO: En espera de nueva valoración de Sinfra, padres piden auditoría

*Seculta niega acusaciones de hostigamiento a maestros

Por Paola Flores

Por segunda ocasión el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) será objeto de una nueva valoración por parte de la Secretaría de las Infraestructuras, institución que en la administración de Alejandro Murat ya había hecho entrega de un edificio «restaurado.» 

Personal del Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) entregó a la Secretaría de las Culturas una lista de lo que se requiere para el funcionamiento integral del edificio en Crespo 909, a su vez esta dependencia hizo entrega de estas observaciones a la Secretaría de las Infraestructuras, que emitirá una valoración en los próximos días.

En entrevista, el secretario de Cultura, Victor Cata aseguró que se reunió con Nezahualcóyotl Salvatierra, titular de Sinfra en la administración actual y también de 2010 a 2014 durante la administración de Gabino Cué.

Sexenio en el cual el CIMO fue inaugurado y requirió una inversión de 118 millones, presupuesto que ya incluía el mobiliario y los insumos básicos. Luego la administración de Murat anunció una inversión de siete millones más para renovaciones.

Sin embargo, el edificio sigue sin funcionar de manera regular. Cata detalló que se le expuso a Nezahualcóyotl Salvatierra que el CIMO presenta filtraciones, goteras, se inunda, hay partes que no están acabadas y ahora está a la espera la respuesta de esta dependencia. 

Exigen condiciones dignas

Por su parte, los padres de familia que ya han integrado un Comité exigen condiciones dignas de enseñanza, así lo dieron a conocer en un desplegado que presentaron ante medios de comunicación este martes. 

Denunciaron que sus hijos reciben instrucción musical en condiciones indignas, que incluso, en ocasiones las clases deben suspenderse por las incomodidades que acarrea la falta de agua y de insumos básicos.

Pidieron que se lleve a cabo una auditoría exhaustiva para conocer con claridad los recursos destinados al CIMO y con qué modalidad o figura legal se realizan, puesto que han pagado una cuota de inscripción.

Además, pidieron que no haya represalias hacia ningún docente o personal administrativo.

Detallaron que el pasado 24 de mayo de manera informal se convocó a un grupo de profesores a presentarse en las oficinas de la Seculta en donde, así lo expresaron ellos, fueron amenazados por la Contadora Ana Llaveros acompañada por José Cruz Medina López y Feliciano Marín Valdivieso, quienes les dijeron que no podían recibir un sueldo doble, ya que además de dar clases en el CIMO, forman parte de la Orquesta Sinfónica de Oaxaca, la Orquesta Primavera de Oaxaca o la Banda de Música del Estado de Oaxaca, por lo tanto debían “escoger” entre la actividad docente en el CIMO o de ejecutante en alguna agrupación que dependa del Estado. 

Lo anterior, consideran es “un atropello, un abuso y una falta de respeto, ya que ser ejecutante y ser docente del CIMO, son dos tipos de actividades y trabajos diferentes que en ningún momento se contraponen”. 

En el pliego petitorio también se encuentra la solicitud de una mejora a la tarifa salarial de los maestros del CIMO, quienes perciben actualmente un salario de 47 pesos por hora, después de una “retención justificada por un concepto de honorarios asimilables a salario.”

A esto, el secretario Victor Cata respondió que el proyecto que plantea la “Primavera Oaxaqueña”, es el de darles atención a las instituciones culturales del estado: “Una de las primeras cosas que hice al entrar en funciones es visitar el CIMO, hice el recorrido con el director, César Delgado Martínez, vi todas las fallas que tiene, la institución, es una obra de muchas que entregaron los gobiernos anteriores como trabajo terminado sin ser obras concluidas, requiere mucha atención.”

Sobre las acusaciones de intimidación, respondió: “No hay un hostigamiento, no hay una persecución, no queremos afectar a nadie, lo que hubo fue una observación de la Secretaría de Honestidad y Transparencia, eso nos ayuda a evitar faltas administrativas, el gobernador nos ha pedido que hagamos bien las cosas por eso convocamos a los compañeros músicos para explicarles el tema.”

Explicó que existe una normatividad a la que hay que apegarse respecto a los horarios que se han establecido para los contratos de los maestros, “si el contrato señala que en tal lugar sales a las cinco y en este otro entras a las cuatro, no es posible”. 

Sobre el presupuesto de 390 mil pesos asignados al CIMO en el Ejercicio Fiscal de 2023, el secretario detalló: “A cada institución se le entregan sus fondos y cada dirección tiene a su cargo el presupuesto, el CIMO depende de la Dirección de Atención Cultural”. 

Luego reviró y precisó que es la Unidad Administrativa de la Seculta, a cargo de Vicenta Toledo la que maneja ese presupuesto y Feliciano Marín Valdivieso, quién está a cargo de la Dirección de Atención Cultural el que se encarga de recabar las evidencias de la utilización del recurso. 

Sin embargo, al revisar el directorio de la Seculta, quien aparece a cargo de la Unidad Administrativa es Vidal Ramírez Pineda, ex titular de la Casa de la Cultura de Juchitán. 

Pendiente decreto de creación legal 

Actualmente el CIMO carece de un decreto de creación legal que otorgue certeza jurídica a la institución. Victor Cata dijo que ese es un tema que tendría que abordar con el Consejero Jurídico del gobierno del estado, que no descartan darle un seguimiento.

Durante la administración de Alejandro Murat Hinojosa se anunció que el diseño curricular de la escuela se encontraba en revisión ante el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), con el cual se daría reconocimiento académico al desempeño de sus estudiantes. La  intención de la nueva administración es retomar las conversaciones, según informó el actual titular de la Seculta.