Por Paola Flores 

En Oaxaca existe un creciente rechazo hacia el proyecto del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), sin embargo el gobierno estatal y federal insisten en promocionar el proyecto en el mercado europeo. 

A inicios de mayo Raúl Ruiz Robles, secretario de Desarrollo Económico realizó una gira por España, Portugal, Lisboa, Bruselas y Bélgica con integrantes de la Comisión Europea, consorcios empresariales y organizaciones de inversionistas y comercio.

En las reuniones también participaron representantes de los consorcios ganadores de los Polos de Desarrollo para el Bienestar (Podebis); de la Secretaría de Marina (Semar), la directora ejecutiva de Comercio Exterior e Interior del CIIT, Alejandra García Velásquez; la subsecretaria de Relaciones Exteriores, María Teresa Mercado Pérez y el embajador de México en Bélgica, Rogelio Granguillhome.

El propósito, según se informó en un comunicado, fue dar a conocer el potencial del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) que conectará al Océano Pacífico con los principales puertos europeos y sus rutas hacia Medio Oriente y Asia.

En Bélgica la comitiva visitó el puerto de Amberes-Brujas, segundo en importancia de carga mixta en Europa; en Bruselas, el Bioparque de Charleroi Sur y en Lisboa se llevó a cabo el encuentro empresarial Oportunidades de Inversión en el Sur de México, donde el secretario Raúl Ruiz expuso “la alianza estratégica con los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz, que permitirá más actividades en los Podebis.”

Además, se reunieron con el director para América Latina y el Caribe, de la Dirección General de Asociaciones Internacionales de la Comisión Europea, y encargado de la instrumentación de la iniciativa Global Gateway, Félix Fernández-Shaw.

La iniciativa Global Gateway, según explica el Banco Europeo de Inversiones (BEI), es la oferta de la Unión Europea “para reducir la brecha de inversión mundial”, a través de ella “se impulsan inversiones de calidad para ayudar a cubrir las necesidades de infraestructura de los países asociados, crear valor añadido localmente y fomentar el crecimiento, el empleo y la cohesión social.”

El BEI comenzó sus inversiones en América Latina en 1993 y desde entonces ha financiado más de 150 proyectos en 15 países, proporcionando más de 13 mil millones de euros. 

En esta región, el Banco de la UE firmó quince contratos de Global Gateway por un total de mil 700 millones de euros durante 2022 y se espera que movilice inversiones por valor de unos 4 mil 600 millones de euros en los próximos años. 

Aquí en Oaxaca tendrán participación en el corredor marítimo Coatzacoalcos-Sines (en Portugal), establecido en diciembre de 2023 por el gobierno federal. 

Mientras tanto, en el Istmo, las comunidades en defensa de la tierra y el territorio libran una lucha contra la imposición de un proyecto, para el cual no fueron consultados debidamente y del que saben muy poco. 

Mario Quintero, integrante de la Asamblea de Pueblos Indígenas en el Istmo de Tehuantepec en Defensa de la Tierra y el Territorio recordó recientemente en una charla en el marco del Día Internacional de la Madre Tierra que los efectos globales, tienen impactos locales.

“Esta información no se entiende en términos locales, porque  tú no ves 10 mil millones de pesos invertidos, pero sí ves lo que provoca esa inversión a corto, mediano y largo plazo”, explicó. 

Tu opinión es importante