Por Paola Flores 

El presidente municipal de Santa Catarina Ixtepeji, Ángel Cruz Gutiérrez informó que el incendio que arrasó con aproximadamente 300 hectáreas de bosque se encuentra controlado, pero no liquidado, pues para que eso ocurra faltan días de trabajo y vigilancia. 

Don Ángel es además combatiente de incendios (con licencia) de la Comisión Nacional Forestal y detalló para paolaflores.org la situación actual del siniestro que inició el domingo pasado en la Sierra Juárez, específicamente en los parajes: La Colorada, El Manzanal y El Pasa Fuego.

Dijo que el incendio “no está liquidado porque cuando está liquidado está totalmente frío, ya no hay nada de humo. La temperatura baja en la tarde y los combustibles se enfrían, pero a la otra mañana vuelve a calentar, entonces cualquier indicio de brasa activa puede salirse de control”.

Detalló que hay varios factores que influyen, el tipo de combustible, por ejemplo. En este caso hubo de los tres que existen: ligeros, medianos y pesados. Los ligeros son los que prenden rápido y se apagan rápido y los pesados tardan en prender, pero dilatan en consumirse, “a veces quedan partes sin quemar dentro del incendio”, son como pequeñas islas. 

En entrevista afirmó que por el momento se concentran en los trabajos de liquidación y vigilancia para asegurarse que el incendio quede totalmente erradicado. 

Además siguen en el recuento de los daños para brindar información más precisa. “El día del incendio los medios decían que tantas casas, tantas víctimas y eso es mentira. Sí hubo daños, pero no como los dicen. Afortunadamente nadie perdió la vida, hay daños materiales y sobre todo daños ecológicos.”

Admitió que la pérdida de 300 hectáreas no es fácil “la naturaleza es tan noble y tan sabia que se regenera, pero al paso de los años y para nosotros representa perdidas porque perdimos una fuente, sabemos que del bosque viene el agua y pues los incendios forestales tienen un impacto en el cambio climático, son una de las causas.” Los árboles que se quemaron fueron principalmente encinos y pinos. 

En Ixtepeji principalmente hay pinos y encinos. Foto: Cortesía.

P. ¿Cómo inició todo?

R. El domingo, el comisariado andaba en su área allá arriba en el monte, yo tenía ese día una reunión de cabildo. Cuando nos enteramos de lo que estaba pasado suspendimos la reunión y empezamos a vocear en las cuatro agencias y la cabecera municipal. Inmediatamente se voceó y la gente subió. 

Desafortunadamente estamos ahorita en la temporada crítica de incendios, la temperatura, la topografía, el tiempo atmosférico hace que un incendio sea o no explosivo. Hasta ahorita estamos revisado cuál fue la causa que originó esto, lo que sabemos es que las condiciones en ese momento hicieron que se tornara explosivo. Ese fue el motivo por el que se suspendió la circulación, para evitar accidentes.

Más de 800 personas atendieron al llamado para subir a combatir el incendio. Llegaron de las cuatro agencias: El Punto, Yuvila, Tierra Colorada y San Pedro Nexicho. Y elementos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) y la Comisión Estatal Forestal (Coesfo) también acudieron. 

La Coesfo informó que las sedes en Corral de Piedra, San Francisco Yosocuta, Tlalixtac de Cabrera, Cuicatlán y Santa María Zacatepec respondieron a la emergencia.

P. ¿Cómo se combate un incendio? 

R. Para combatir incendios, nosotros no lo apagamos con agua, se apaga con lumbre. Hay diferentes métodos de combate de incendios, se combate con brechas cortafuego o líneas de control. La línea cortafuego es a distancia, quitando todo el combustible, y el combustible es todo el material vivo o muerto que pueda quemarse. 

Dependiendo de la velocidad del viento, la temperatura y la cantidad de gente que tengamos, determinamos a qué distancia hacer la línea de contrafuego para no poner en peligro a la gente. Después de que se abre la línea se le mete lumbre en dirección del fuego principal para que vaya avanzando y así el fuego principal no llegue hasta dónde limpiamos sino que se encuentre con la lumbre y de esa manera se controla. También hay veces que sólo se hace la línea de control, sin meterle el fuego porque la altura de la llama es bajita y de esa manera cuando llega donde se limpió solita se apaga. Lo primero es la seguridad del combatiente.

Aquí tenemos dos vehículos de combate que están capacitados con mangueras para suministrar agua, pueden entrar donde haya brecha, pero necesitan abastecimiento con pipas, nosotros los ocupamos, pero en la parte de arriba donde no hay acceso se hace con contrafuego. 

¿Cómo ayudaron los víveres?

Las personas que acudieron a realizar los trabajos de combate se mantuvieron en la línea de control, pero para que ellos se mantengan allá necesitamos víveres. Abastecimiento para que coman. Nos estuvo llegando agua, víveres, tortas, lo que es comida. Así nos aseguramos que la gente no se baje. 

Me ha tocado en incendios que cuando la población no tiene de comer, lógico se va a su casa a comer. Nosotros como autoridades, en coordinación con el Comisariado vimos la manera de abastecer a los trabajadores que estaban allá y afortunadamente se logró. Ahora los que están haciendo vigilancia los tenemos igual para que aguanten el tiempo necesario. 

No podemos decir ya al rato se van porque cualquier braza activa puede salirse de control. 

El edil expresó su agradecimiento a todas las personas que aportaron algo, así como a los combatientes. Insistió en la importancia de mantenerse alerta y actuar con responsabilidad para evitar este tipo de eventos. 

Siempre digo que los incendios no nacen, los hacen y es responsabilidad de todos hacer la difusión del cuidado del Medio Ambiente. De enero a junio es la temporada crítica de incendios, pero todo el tiempo se debe hacer un llamado a concientizarnos porque el cambio climático no afecta sólo a unos cuantos, nos afecta a todos. 

Una resolución presidencial de 1964 determinó que Ixtepeji cuenta con 21,058.9 hectáreas de territorio, el 80 por ciento son bosques. 

Tu opinión es importante