Por Paola Flores 

El tema de la gentrificación convocó a la ciudadanía por segunda ocasión en una misma semana. Ésta vez se trató de la presentación del zibro Desprecio y despojo: turismo y gentrificación en Oaxaca, una publicación de Coníferas Tropicales y del colectivo Espiral de Pensamiento Crítico.

Marcos Esmar y Andrea Bel Arruti se dieron a la tarea de reeditar el contenido y presentar una versión bilingüe, con la traducción de Matt Gleeson, bajo el título: Contempt and Plunder: Tourism and Gentrification in Oaxaca. 

Este motivo reunió a personas de todas las edades en el patio del Instituto de las Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), la cita era a las cinco de la tarde y a las cinco con veinte el lugar estaba totalmente lleno. Moderó la charla, Chris Christou, la voz detrás del podcast: El Fin del Turismo

Chris abrió la conversación planteando que el turismo tiene la fama de ser uno de los negocios más redituables en el mundo: ¿Cuál es la relación que tiene el turismo con la gentrificación?, preguntó. 

Andrea apuntó que a partir del discurso de que Oaxaca vive del turismo se permiten una serie de prácticas que a la larga se vuelven casi incuestionables, “ha sido históricamente un mecanismo que perpetua desigualdades tremendas que realmente no está beneficiando al grueso de la población. En Oaxaca los salarios no han aumentado en muchísimos años, por más que ha aumentado el turismo.”

Sabemos que quienes se benefician de ésta forma de viaje son muy pocos, siguen siendo los grandes empresarios, las mismas familias. 

Andrea Bel Arruti.

Ella precisó que en realidad la gentrificación es sólo la punta del iceberg, “hay un proyecto colonizador que nunca terminó y que a través del capitalismo se sigue perpetuando. Hay una colonización de los territorios del sur global que continúa a partir del capital transnacional. La gentrificación es solamente uno de los archipiélagos visibles de esos procesos”, añadió. 

Andrea Bel Arruti, editora de Desprecio y despojo: turismo y gentrificación en Oaxaca.

La gentrificación va de la mano con procesos de extracción de recursos naturales y de despojo de territorios —explicó—lo que ocurre ahora es que la población urbana se ve afectada por primera vez y se empieza a enterar de estos temas.

Esmar afirmó que la clase gobernante ha procurado presentar a Oaxaca como una panacea de la modernidad, “pero a la par en el día a día se vive con los peores sueldos del país, se vive con represión, con violencia en contra de pobladores y personas defensoras del territorio, se vive con las prácticas más abusivas que puede tener el sistema capitalista.” 

Esa es la contradicción, lo paradójico —continuó— que por un lado se nos diga que Oaxaca es el corazón espiritual de México, la gran reserva, el lugar más pintoresco y bonito y a la par se nos esté matando de manera sistemática.

Compartió que desde 2006 se les tachaba de “globalifobicos”, “se dijo que habíamos venido todos y que estábamos en las calles y sí, en gran cantidad, pero la pregunta es: ¿Qué implica la economía globalizada?”

Él dijo que en ese entonces el rostro de esta economía de los grandes capitales extranjeros estaba en los corporativos de comida rápida como Mc Donald’s, “llegó a ser nuestro gran enemigo, al punto que había un día anual contra Mc Donald’s, ese día se tomaban los Mc Donald’s, incluido el de Oaxaca, se hacía una protesta todo el día, espantando a la clientela, diciendo que eran responsables de la muerte de vacas, pero también de muchas personas”.

Al final Mc Donald’s no avanzó de la forma que pensaron, pero “¿Cuántos Airbnb hay? ¿Cuántas cadenas turísticas hay? Quizá el capital no avanzó en la manera en la que nos lo imaginábamos en esos tiempos, pero sí avanzó y lo hizo de manera sutil”.

Marcos Esmar, editor de Desprecio y despojo: turismo y gentrificación en Oaxaca.

Tanto Esmar como Andrea coincidieron en que ahora vivimos en la lógica del espectáculo total, este concepto se refiere un tipo de mercancías no físicas, sino imágenes, como la manera más desarrollada del capital.

Lo podemos ver hoy, las verdaderas empresas dueñas del mundo son las empresas que controlan las imágenes y éstas a su vez están más dentro de nuestra vida que cualquier otro vínculo

Marcos Esmar, joven activista.

Andrea insistió en la idea de que los turistas se mueven “en base a una búsqueda insaciable de originalidad que en realidad está vacía porque no tiene un trasfondo político ni comunitario”. 

Matt Gleeson, traductor del zibro advirtió al comenzar su intervención que todos sus dichos se basan en la experiencia que ha tenido durante los nueve años que ha vivido en Oaxaca, luego de dejar San Francisco, una ciudad “muy gentrificada”.

“Nunca pensé que iba a ver una gentrificación más brutal y violenta, pero la estoy viendo en este momento”, dijo y agregó que hay personas que deslindan los conceptos: gentrificación y turistificación y “básicamente la gentrificación es cuando una ciudad se acapara por gente más pudiente y la turistificación es cuando un lugar se acapara de turistas, pero claro a veces son la misma cosa y a veces son distintas, es complejo.”

Matt Gleeson, traductor de Contempt and Plunder: Tourism and Gentrification in Oaxaca.

Para él en este momento el turismo es —por ciertas condiciones propicias— el mecanismo principal de la gentrificación en Oaxaca, “porque hay gente del norte global o de Monterrey, de Ciudad de México que tienen el capital y el deseo de conocer Oaxaca y consumir lo que hay en Oaxaca, hay muchas cosas pasando, desde gringos como yo que nos mudamos acá, hasta personas que quizá fueron a trabajar a Estados Unidos y regresaron, o el gobierno alentado la privatización de ciertas tierras.”

Hay muchas maneras de nombrarlo, —reiteró— pero tiene que ver con el turismo masivo, con una industria que genera ganancias de la idea de ir a consumir la cultura y recursos de otros lugares. 

En el encuentro también se abordó la marcha contra la gentrificación del pasado 27 de enero. Esmar y Andrea recomendaron no casarse con el “odio al gringo”, pues el fascismo está a la vuelta de la esquina.

“Hay banda que te dice, no tú ya eres más blanco que yo, mira yo soy más moreno, empiezan a formarse discursos bien simplistas, de casi casi la casta de bronce y eso es vasconcelismo neonazi que también quien sabe a qué nos puede llevar. Al final apelar al emocionalismo discursivo genera puras reacciones de odio, de desprecio y sí hay coraje, pero tenemos que tener mucho cuidado de cómo nos vinculamos con nuestras ideas y consignas”, declaró Esmar. 

Contaron que al pensar y anunciar el zibro, fueron cuestionados por asociarse con apellidos extranjeros, pero ellos se asumen internacionalistas y consideran que es indispensable abrir el diálogo con el que viene de fuera. 

“No podemos parar ese flujo si somos realistas… es un flujo que ya está aquí, es avasallante, pero necesitamos que se escuche la lucha de aquí, la crítica y el malestar y sí hacemos traducciones se generan puentes”, aclaró.

Entre el público una señora consideró, sin embargo, que el mensaje presentado durante la tarde de éste sábado 23 de marzo le parecía sumamente preocupante, dijo que le hacía falta elementos a lo dicho por los participantes y refutó la idea de que los turistas sean parte del problema: “No puedes estar acusando al turista. Cuando venimos a estos foros pues culpamos al que se nos acerca más rápidamente, a los güeros, al turismo que vienen a saquearnos y no nos están saqueando, el flujo de población ha venido de un lado para otro siempre, el mundo es del mundo”, anunció.

Ella aseguró que la gentrificación no tiene que ver con los turistas, sino más bien con la clase dominante política y económica.

Lo cierto es que mientras se cierra la edición de esta nota, en la nueva carretera a la Costa crecen las filas de automóviles. Los habitantes de Puerto Escondido han emprendido una campaña para concientizar a turistas y locales que arribarán a las playas. Temen que la infraestructura para recibirlos es insuficiente. 

La secretaria de Turismo, Saymi Pineda informó que durante el puente vacacional por el natalicio de Benito Juárez la llegada de turistas se incrementó en un 16.75 por ciento, respecto al mismo periodo de 2023. 

El zibro Desprecio y despojo: turismo y gentrificación en Oaxaca puede conseguirse directamente con los editores en la cuenta de Instagram: @caminocaracolcicloespiral.

Zibro: Un fanzine con formato de libro, una publicación independiente.

Tu opinión es importante