Por Ernesto Reyes

Frente a la interrogante: “¿Para qué construir la historia de la prensa en Oaxaca?”, han surgido algunas ideas, propuestas e iniciativas que, de concretarse, podrían tener como punto central la documentación del desarrollo de los medios de comunicación impresos, y de las y los actores de este fenómeno mediático que son las personas dedicadas al periodismo. Tendrían acaso que incluir publicaciones de la segunda mitad del siglo XX y la primera década del que va corriendo.

Para tal propósito habría que convocar a personas dedicadas a la historia y profesionales del periodismo y la comunicación, así como estudiantes o egresados de diversas disciplinas. Es apenas un proyecto.

Creemos que hace falta contar la historia de la prensa oaxaqueña (alojada en periódicos, revistas y publicaciones mensuales, quincenales o semanales, más las historias de vida de las y los profesionales del periodismo) a fin de que este amplio periodo no sea víctima de la modernidad que está enterrando todo lo relacionado con el formato físico de impresión.

En la anterior sesión del Conversatorio de Periodismo 2024, celebrada en la Hemeroteca Pública “Néstor Sánchez Hernández”, los historiadores: Francisco José Ruiz Cervantes y Carlos Sánchez Silva, ofrecieron una conferencia magistral sobre el tema. Apoyados en trabajos e investigaciones propias revelaron que por fortuna en la capital oaxaqueña se encuentra un riquísimo acervo de periódicos que datan de la época de la revolución de Independencia hasta nuestros días. Dos de ellos, El Sur y Correo Americano del Sur, editados durante la estadía de José María Morelos y Pavón en Oaxaca, son de los más antiguos.

El hecho de que este sea uno de los cuatro estados del país con tal riqueza hemerográfica, nos coloca en un lugar privilegiado, circunstancia que debe aprovecharse para continuar la tarea de hombres y mujeres ilustres que compartieron colecciones enteras de lo que se leía en los periodos del México Independiente, la Reforma, el Porfiriato, la Revolución Mexicana y la época posterior.

La Hemeroteca Pública y la Biblioteca “Fray Francisco de Burgoa” cuentan con colecciones importantes, entre ellas las del abogado, escritor y docente, Manuel Brioso y Candiani (1859-1945), exdirector del Periódico Oficial del Gobierno de Oaxaca, en cuyo Fondo destaca el acervo bibliohemerográfico donado por sus familiares al Instituto Autónomo de Ciencias y Artes del Estado de Oaxaca.

La publicación denominada: Un siglo de prensa en Oaxaca 1835-1943. Catálogo del Fondo hemerográfico “Manuel Brioso y Candiani” da cuenta de 309 títulos publicados a lo largo de más de 108 años, una extensa colección hemerográfica entre los siglos XIX y XX, según Ruiz Cervantes en el libro “Veinticinco años de la Biblioteca Fray Francisco de Burgoa de la Ciudad de Oaxaca”. En dicha colección se incluyen los periódicos oficiales El Regenerador, La Crónica, la Democracia o La Victoria, títulos que abarcan el mayor número de volúmenes y ejemplares que el historiador legó, vía el Instituto, a la hoy Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca.

Sánchez Silva nos comentó que hay material disperso en bibliotecas del estado y hemerotecas del país, incluso en el extranjero como, por ejemplo, un ejemplar del periódico El Sur, localizado en Santiago de Chile. Refirió que Guillermo Marín Ruiz, junto con Ruiz Cervantes elaboraron un catálogo de los periódicos más antiguos, el cual contempla 209 publicaciones entre 1925 y 1943. Otro dato: entre 1811 y 1953 se publicaron 450 periódicos, lo cual es sorprendente en una entidad lastrada por el analfabetismo.

En la charla, los estudiosos destacaron que en Oaxaca “La voz de la mujer” fue el primer periódico elaborado por mujeres y hasta existió un medio bilingüe (inglés-español) dedicado a la colonia estadounidense radicada aquí, en la época del auge minero, titulado “The Oaxaca Herald”.

Los informativos han cumplido la tarea de reconstruir la historia de Oaxaca tanto en la capital como en regiones como el Istmo de Tehuantepec, la Mixteca y la Cuenca del Papaloapan. Ahí está el caso del periódico Acción de Sixto García Loyo, en San Juan Bautista Tuxtepec, uno de los más antiguos del siglo pasado, ilustraron los expertos.

Al final del conversatorio, las y los asistentes coincidieron en que la Hemeroteca Pública requiere de apoyo gubernamental para la conservación, empastado y labores de digitalización de los miles de ejemplares que contienen sus diversas colecciones, a fin de salvarlos del deterioro natural por el impacto del tiempo. Y en tanto se pone en marcha la idea que convoca estas líneas, la pregunta sigue en el aire: ¿Es necesario contar la historia contemporánea de la prensa oaxaqueña?  

Tu opinión es importante