Por Paola Flores 

Los pájaros remontan su vuelo en el pasillo de cristal del Centro Cultural San Pablo. Natalia Bo y Brian Corres, artistas encargados del taller Cuarto Suspiro estrenan este viernes la exposición Aviarium con más de 200 piezas de cerámica, pensadas para rendir un homenaje a las aves. 

El trabajo para consolidar esta muestra comenzó 12 meses atrás. Fueron dos meses de planeación y 10 meses de producción, en ella participaron 12 jóvenes que son aprendices en el taller que se ubica en San Andrés Huayapam, a unos 30 minutos del centro de la ciudad. 

En entrevista, Natalia Bo explicó que la instalación fue compleja y las jornadas de trabajo muy extensas, pero consideran que fue un trabajo que valió totalmente la pena. La cerámica tiene un principio fundamental: la paciencia y cada pieza tomó su tiempo.

Por su parte, Brian Corres contó que las piezas fueron pensadas para este espacio, el antiguo convento de San Pablo. En las salas de este museo ahora lucen vajillas, comales, murales, niños disfrazados de pájaros y casitas para las aves en la ciudad. 

“En las ciudades cada vez hay menos árboles y ¿dónde van a vivir las aves del futuro? Pensamos en nidos para las aves de la ciudad, abarcando la importancia de ellas en la vida cotidiana”, detalló el artista. 

También han montado un mural titulado: Anunciando la lluvia. Brian dijo que en su pueblo cuando las golondrinas vuelan bajo se dice que va a llover, y si vuelan alto no va a llover. Representaron esto sobre una base azul en la que se posan decenas de golondrinas. 

Los artistas Natalia Bo y Brian Corres.

Natalia Bo y Brian Corres son dos jóvenes egresados de la Escuela de Artesanía del Instituto Nacional de Bellas Artes, que en 2016 iniciaron el proyecto Cuarto Suspiro el cual se dedica a la elaboración de joyería y piezas de cerámica de alta temperatura.

La exposición Aviarium se inaugura este viernes 24 de mayo a las siete de la noche. Las piezas estarán disponibles para su venta. 

Tu opinión es importante