Por Ernesto Reyes

Cada 4 de enero se conmemora en México el Día Nacional del Periodista, una fecha poco celebrada, mucho más ahora en que existen otros días dedicados a enaltecer a los profesionales de la prensa como el 3 de mayo y el 7 de junio. Pero, además, porque con tantas agresiones, desapariciones y crímenes sin resolver, no hay incentivos para festejo alguno.

En Oaxaca, se ha entendido que la capacitación y la organización -la unidad sigue siendo una quimera- puede fortalecer a un gremio que lucha día con día por hacer prevalecer este oficio, en un mundo donde cualquier persona con un teléfono celular se asume como reportero o comunicador. Y donde se están muriendo, poco a poco, medios que no se adaptan a los nuevos tiempos y al tipo de lector que existe.

En este contexto, se dieron a conocer los resultados de la Primera Encuesta sobre Hábitos de Lectura para Periodistas de Oaxaca, realizada por representantes del Conversatorio de Periodismo 2023 y la socióloga María Cristina Salazar Acevedo, quien ha sido consultora de la UNICEF en México. Dicho ejercicio, aplicado a 37 personas que aceptaron participar, concluyó que el promedio de libros leídos fue de 10.6 ejemplares durante un año, lo cual supera el promedio revelado por la encuesta del INEGI en febrero pasado, que apenas llega a 3.4 libros al año, a nivel nacional. 

La encuesta se realizó durante el mes de diciembre pasado, hallando interesantes revelaciones. Por ejemplo, que más del 50% posó su vista en un libro por puro placer, impreso, seguido por el digital; que los géneros literarios son la novela y el cuento y que,para mantenerse informados sobre eventos actuales, se prefieren leer noticias en línea (sitios web y portales de noticias) en más del 50%, cerca del 30 % en redes sociales, programas de radio un 5% y solo cerca del 3% noticias en formato impreso. Estos resultados confirman, de algún modo, hacia dónde se mueven las tendencias de lectura y la crisis que están viviendo ahora mismo los llamados medios tradicionales. 

Aunque la entidad oaxaqueña sigue estando rezagada de los avances tecnológicos, la digitalización corre a pasos agigantados. Pero si periódicos y revistas no reaccionan y se adaptan a los nuevos formatos, serán los damnificados del presente.  Además de encontrar las preferencias de lectura de las y los profesionales de la información, la Encuesta confirma lo que siempre hemos creído: que para escribir bien, primero hay que leer. 

El cinismo de Xóchitl

La visita de Xóchitl Gálvez a Oaxaca de Juárez, se le complicó luego que la periodista Carina García le reclamó el impune uso de su imagen al igual que el de su señora madre, una artesana de la villa de Mitla, para vestir uno de sus promocionales difundidos con motivo de su precampaña. En el producto propagandístico aparece Carina sosteniendo un pan tradicional de muerto, mientras se escucha la voz de la panista, mostrando supuestamente la diversidad étnica de México. 

La respuesta de la precandidata a quien la estaba enfrentando con una cartulina, pinta de cuerpo entero el tipo de persona que una parte del electorado prefiere para la presidencia de la República. Palabras más, palabras menos, aquella se defendió diciendo que la imagen había sido tomada y subida por “alguien” a un portal en donde cualquiera puede adquirirla.

La cínica hidalguense le acreditó responsabilidad a dicha persona pretendiendo exculpar a su equipo de precampaña que hizo un uso inapropiado de una imagen personal que, como lo aclaró ahí mismo la periodista, se había tomado para usos estrictamente culturales. Lo cuestionable es que después de que Carina García denunció el hecho a través de su cuenta de la red social, ni el equipo de Xóchitl ni ella misma se dieron por enterados, y el spot siguió multiplicándose por miles en las principales plataformas y redes sociales, así como en la televisión abierta y en su canal de Youtube. 

El daño moral que se cometió en contra de Carina García no ameritó ningún arrepentimiento por parte de Xóchitl o alguna disculpa pública, con lo que a lo mejor se hubiese sellado el conflicto, sino que recurrió a la clásica promesa de que “revisarán el caso”. El plagio de imágenes es evidente, como también lo fue el caso de la tesis universitaria de quien asegura que defenderá a las mujeres y a quienes no tienen voz. No cabe duda de que reanudó con el pie izquierdo su precampaña, y en Oaxaca se tropezó como le ha sucedido tantas veces en su periplo nacional. ¡Ya bájenla, qué esperan!

@ernestoreyes14

Tu opinión es importante