Por Paola Flores 

La apertura del Museo de Arte Contemporáneo y de las Culturas Oaxaqueñas (MACCO) avanza en medio de críticas, controversias y desatinos. El nuevo tropiezo es con la elección de su logo. Y sin faltar a la regla, en la era de las redes sociales, todo ocurrió en internet. 

Primer acto: El 9 de junio pasado, la Secretaria de las Culturas lanzó una convocatoria para el rediseño del logo del MACCO, dejando atrás el que Vicente Rojo donó en 1992 cuando el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) abrió sus puertas. El ganador de la convocatoria obtendría una remuneración económica de 20 mil pesos. 

Las críticas no se dejaron esperar. En redes sociales se cuestionó la decisión. Entonces Víctor Vásquez Castillejos, secretario de Cultura, informó que tanto el logo del MACO como el nombre está registrado ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial por la Asociación Civil Amigos del MACO y ellos se negaron a ceder los derechos. Así lo afirmó en entrevista para este medio. 

La convocatoria avanzó. 

Segundo acto: El 25 de junio se anunció un retraso en la entrega de los resultados de la convocatoria. En el comunicado publicado en Facebook se lee: “Debido a la cantidad de propuestas recibidas y de su minucioso análisis, se retrasa el anuncio de los resultados.”

Nueve días después, este 3 de julio, se anunció como ganador al comunicador Jason Jiménez, egresado de la Universidad Anáhuac de Oaxaca. En el comunicado de la Seculta —también publicado en Facebook— se explicó que el jurado calificador consideró que el trabajo ganador cumplió “con la característica de ser atemporal, debido a la sencillez de su trazo y la unidad en la composición visual del símbolo que favorece su permanencia en el tiempo, también destaca su versatilidad, ya que el imagotipo se adapta a varios formatos y escalas”. 

Logo diseñado por Jason Jiménez, declarado ganador el 3 de julio.

Y de inmediato comenzó la controversia. Los cibernautas denunciaron que el logo propuesto por Jason Jiménez bien podría tratarse de una plantilla de internet y encontraron similitudes con otros que circulan en la red. 

Plantilla para logo, disponible en internet.

Tercer acto: Ante ello y sólo 18 horas después de anunciar al ganador, la Seculta publicó —sí, también en Facebook— que “teniendo en cuenta las denuncias en redes sobre la similitud con otro logotipo, lo que viola una de las disposiciones de la convocatoria al no ser un trabajo original e inédito”, el jurado calificador tomó la decisión de revocar la selección ganadora y sesionar una vez más para elegir uno diferente.

El jurado conformado por las y los artistas Ana Hernández, Ladxidua Toledo, Shinzaburo Takeda, Demián Flores y Lucio Santiago, yerno del gobernador Salomón Jara, se llevó la parte más vergonzosa de este desatino. Pues el minucioso análisis, más bien resultó negligente. 

El martes pasado en las afueras de la sede del MACCO, se observó a trabajadores decorando la entrada. La Seculta contaba con 30 días (a partir del 23 de mayo) para terminar con el proceso de entrega recepción del inmueble en Alcalá 202.

También puede interesarte: ¿Cuál es el futuro del MACCO? 

Tu opinión es importante