*Murat, el invitado incómodo 

Por Paola Flores 

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador inauguró hoy la autopista Barranca Larga-Ventanilla que conecta la capital del estado con la Costa. Los trabajos de construcción iniciaron durante los primeros años del sexenio del ex gobernador, Ulises Ruíz Ortíz. 

Casi 20 años después y luego de cuatro sexenios locales y cuatro sexenios federales, este domingo estrenaron los 104.3 kilómetros que conforman esta carretera de dos carriles, de ida y vuelta y que -afriman- reducen el trayecto a Puerto a dos horas y media.

En la ceremonia que se llevó a cabo a la altura de Santiago Yogana, y a la que fue invitado el ex gobernador, Alejandro Murat; el presidente dijo que Oaxaca ha tenido un trato preferencial durante su gobierno y que eso se ve reflejando en las obras de infraestructura. 

Durante su discurso de poco más de media hora y pese a las rechiflas evitó explicar la razón por la que Alejandro Murat asistió al evento, su reflexión se centró en los beneficios que el estado ha recibido durante su sexenio. 

Con esta autopista la promesa es que se beneficiarán más de 100 mil habitantes de 11 comunidades, entre ellas Barranca Larga, Santiago Yogana, San Vicente Coatlán, San Pablo Coatlán y Santa María Colotepec.

El secretario de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes, Jorge Nuño Lara dijo que en marzo del 2020 cuando se les encomendó concluir la obra, “encontramos una carretera colapsada después de largos años de abandono, afectada también por los sismos y por el inclemente clima.”

Al deterioro estructural -añadió- se agregaba una problemática social, alimentada durante años por el conflicto, la inconformidad y sobre todo la desconfianza derivada de promesas incumplidas con las comunidades de la región.

Por lo que en su intervención, el gobernador Salomón Jara agradeció a esas comunidades que “dieron forma al nuevo pacto social para enterrar el pasado de injusticia e indiferencia.” Aseguró que desde este lunes de manera coordinada se pondrá en marcha una estrategia integral para detonar el desarrollo.

Alejandro Murat fue un testigo mudo en todo esto, pues a excepción del momento en el que su presencia fue anunciada y el presidente se acercó a abrazarlo, no se volvió a reparar en él.

El abrazo del presidente.

Cabe mencionar que durante su campaña a la gubernatura en 2016, Murat (hijo) acusó que miles de millones de pesos se habían gastado indebidamente en los proyectos carreteros, que todo había sido un engaño y se comprometió a que él sí terminaría la autopista a la Costa y la que iría al Istmo.

La obra inaugurada este día aún tiene entronques sin terminar, pero las autoridades han asegurado que eso no afecta la circulación. Se espera que alrededor de cuatro mil vehículos transiten diariamente por esta vialidad. 

A la ceremonia también asistieron el director general del Banco de Obras y Servicios (Banobras), Jorge Mendoza Sánchez; el subsecretario de la Secretaría de Hacienda, Juan Pablo Nuño y el titular del Instituto Nacional de los Pueblos Indígenas (INPI), Adelfo Regino Montes.

Tu opinión es importante