Por Ismael García M./Zona Roja

Casi siempre mando a saludar a Mario Delgado y compañía, pero esta vez sólo te voy a decir Mario: de verdad no tienes tantita dignidad para voltear a ver a lo que es la verdadera militancia. ¡Ya basta de seguir llenando de prianistas a Morena! Según no hay cuadros, pero no sé qué tipo de cuadros quieres; lo que quieres es dinero, y como dice nuestro Presidente de la República, no tienes llenadero… ¡No vamos a pedir el voto para ningún chapulín! ¡No vamos a pedir el voto para ningún prianista!.

El grito es de la morenista poblana Araceli Bautista, hace una semana, durante una reunión de la Convención Nacional Morenista, frente que día con día suma más adeptos del partido guinda, irritados por las decisiones cupulares.

Pero ese grito se va extendiendo poco a poco a lo largo y ancho del país y está a punto de desatar una severa crisis partidista, que podría derivar en la división de Morena.

Un ejemplo de tantos: Si la reaparición pública de Alejandro Murat en Oaxaca, el pasado 4 de febrero, fue un fuerte golpe político para el morenismo estatal y para el propio gobernador Salomón Jara Cruz, la entrega de una candidatura al ex gobernante es una auténtica afrenta a la 4T oaxaqueña.

No hay ninguna explicación, política o afectiva, para la designación, el pasado 22 de febrero, de una curul al Senado de la República a quien recién dejó el PRI, partido del que se ha aprovechado económica y políticamente, siempre a la sombra de su padre José Murat.

Y no solamente le restriega al gobierno actual y a los morenistas la amistad y lealtad que le guarda el Presidente Andrés Manuel López Obrador, sino que además quedarán impunes los delitos que se le han señalado desde el propio gobierno surgido de Morena.

Y no solamente tendrá la impunidad garantizada por al menos seis años, pese a los desvíos multimillonarios de los que se le acusa, así como obras inconclusas, sino que se prepara además de integrar a su gente cercana al equipo de gobierno de Claudia Sheinbaum, en caso de que gane las elecciones para la Presidencia de la República.

DECISIÓN FATAL

Hondo caló entre los morenistas no sólo de Oaxaca, sino de muchas partes del país, la determinación de integrar a Alejandro Murat Hinojosa a la lista plurinominal al Senado, en el lugar número 11, es decir, con ingreso garantizado.

Horas antes, el hijo del ex gobernador José Murat salió irritado de las oficinas de Mario Delgado, al advertirle que no había nada seguro en su nominación; tan irritado que no respondió a las preguntas de los periodistas.

Hizo varias llamadas telefónicas, entre ellas a su padre y a cercanos al Presidente y ya por la noche llegó sonriente con sus documentos en mano, para registrar su candidatura plurinominal. Y ahora sí, sonriente, respondió al medio informativo “La Jornada” que va al Senado.

Pero la sonrisa más que por el logro partidista, es en realidad por la impunidad que conseguirá por seis años más. Es la burla hacia los morenistas auténticos, incluso hacia los fundadores del partido. Es el cinismo de quien como gobernador priista criticó acremente a los de Morena e incluso, entre otros casos, llamó miembros de la delincuencia organizada al cabildo de Juchitán, que en ese entonces presidía Emilio Montero, hoy director general del IEEPO.

Y PESE A TODO

La lista de pendientes es larga para el originario del Estado de México y de quien su padre movió todos los hilos oficiales, incluso modificar la Constitución Política del estado, para que fuera gobernador.

Le antecede el probable desvío de más de cinco mil millones de pesos, entregados a una empresa privada, cuando fue director general del Infonavit, cargo que le dio Enrique Peña Nieto como pago a uno de los favores políticos de José Murat.

Apenas a media semana pasada, el fiscal Anticorrupción de Oaxaca, Jorge Emilio Iruegas, recordó que hay por lo menos 17 ex funcionarios vinculados a proceso, de los cuales hay 10 detenidos, entre ellos el ex secretario de las Infraestructuras, el mexiquense Javier Lazcano; hay otras ocho órdenes pendientes de ejecutar.

Asimismo, reveló que hay indagatorias en curso por el probable desvío de recursos públicos en los Servicios de Salud, al no enterar impuestos a instituciones federales.

Aún más, en entrevista colectiva se le preguntó al fiscal Emilio Iruegas si había investigación en contra de ex gobernadores y la respuesta fue sí, sin dar nombres.

Hay que recordar —para que no se pierda la memoria de quién es la nueva contratación de Morena— que hay tres mil 500 millones de pesos no justificados adecuadamente en el sexenio muralista, millones de pesos destinados a obras públicas que hoy son un monumento a la corrupción y a la impunidad. 

Apenas la semana pasada, el diario digital “Eme Equis”, dio a conocer que la Auditoría Superior de la Federación detectó irregularidades del gobierno de Alejandro Murat al frente del estado de Oaxaca, a través de una revisión al Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gasto Federalizado.

“Por irregularidades en el pago a trabajadores muertos o no localizados, la ASF detectó un probable daño a la Hacienda Pública Federal por un total de 157 millones 530 mil pesos; de acuerdo con la Auditoría de Cumplimiento 1410, que forma parte de la tercera revisión a la Cuenta Pública del año 2022” (https://m-x.com.mx/al-dia/murat-el-nuevo-aliado-de-amlo-pago-157-mdp-a-maestros-fantasma/), refiere el medio informativo.

REBELIÓN

A la vuelta de la esquina está una rebelión, que se ha gestado prácticamente desde el inicio del gobierno de López Obrador, con John M. Ackermann, mediante la Convención Nacional Morenista.

Es cierto, no hay morenistas auténticos ni genuinos, pues el movimiento y el partido posteriormente fundado por López Obrador, se nutrió principalmente de militantes del PRD, ahora extinguidos, y ahora se llena de priistas.

Pero los fundadores y los primeros que creyeron en el proyecto del ahora Presidente de la República, están irritados con las decisiones de la dirigencia de Morena, privilegiando las negociaciones del mandatario mexicano.

Hay muchos ejemplos y estos son sólo algunos: Javier Guízar, dirigente del PRI en Jalisco, ahora es ferviente promotor de Claudia Sheinbaum;  el panista Leoncio Morán se prepara para consolidar una curul; Isaac Pimentel, panista de Morelos, que también busca ser diputado.

En Chiapas, el ex senador priista Roberto Albores; en Oaxaca, como ya dijimos, Alejandro Murat; en Chihuahua, el connotado panista Javier Corral, quien sigue los pasos de Manuel Espino…

¿Será que al igual que lo creó, López Obrador ahora pretende desaparecer a Morena? Porque lo ha dicho ya veladamente.

“¿Claudia Sheinbaum, tiene conocimiento sobre las injusticias a lxs compañerxs de #morena en #Colima?”, reclamó apenas la semana pasada Griselda Martínez, presidenta municipal de Manzanillo.

“Me parece que la lista de pluris de Morena al Congreso se basó en acuerdos cupulares. Además, creo que fue un proceso opaco, lo que me genera dudas en torno a la aleatoriedad y los sorteos”, dijo en sus redes sociales John Ackerman.

“Es importante distinguir que el secuestro del partido se dio en el 2019 cuando el @TEPJF_informa nos impuso a @mario_delgado como Presidente de #Morena”, difundió la cuenta de X de la Convención Nacional de Morena.

“En todo el país hay una indignación tremenda por la incorporación de impresentables. El pueblo exige poner fin a las imposiciones y evitar que aquellos a quienes costó tanto sacar del poder sean ahora reincorporados por #Morena”, escribió la colimense Griselda Martínez.

Pero el remate fatal lo pone la poblana Araceli Bautista:

“(Mario Delgado) Eres una persona que se esconde tras bambalinas, dónde estás; dónde estás Citlalli (Hernández), se les olvidó que aquí está la verdadera militancia y están abriéndole la puerta las puertas a todos los prianistas. ¡Qué vergüenza! Qué vergüenza que para el 2024 nosotros, los verdaderos morenistas, tengamos que andar pidiendo el voto para un prianista. Lo voy a decir de una vez, así como pasó en Coahuila, ¡no vamos a pedir el voto para ningún chapulín! ¡No vamos a pedir el voto para ningún prianista! ¡Ni modo, si se pierde el país, ni modo Mario, tú serás el único responsable de esto!”.

Tu opinión es importante