Tirar del Hilo | Oaxaca: dos realidades distintas

Por Paola Flores

Oaxaca no cuenta con la infraestructura suficiente para albergar a los turistas que visitan el estado. En 2018, Ángel Terral, director de Airbnb, México le dijo al gobierno estatal que en un estudio de mercado observaban la incapacidad de recibir a todos los viajeros. 

Con esto, justificaba la presencia de la aplicación de alojamiento Airbnb en la entidad, sin embargo su afirmación coincide con el sentir de muchos oaxaqueños: No hay espacio, recursos, infraestructura ni políticas públicas que hagan sostenible para los locales el arribo de tantos extranjeros. 

El gobierno de Alejandro Murat no prestó atención a esto y en 2022 incluso promocionó la Guelaguetza en Times Square. 

Dos años después, el gobierno de Salomón Jara apuesta por la misma estrategia. Te cuento: Mientras en Oaxaca se llevaba a cabo la primera protesta contra la gentrificación, en Madrid la secretaria de Turismo, Saymi Pineda promocionaba la cultura, la gastronomía y el “folclor” de Oaxaca con bombo y platillo en la Feria Internacional de Turismo (Fitur). 

Tal y como se anuncia en su sitio web, Fitur es el punto de encuentro global para los profesionales del turismo y la feria líder de los mercados receptivos y emisores de Iberoamérica. 

Es decir, vas a la Fitur para posicionar tu marca lo mejor posible. Oaxaca para el mundo es una tierra orgullosa de sus raíces. Una entusiasta secretaria dice este slogan tanto como es posible y de la mano de palabras tan gastadas como: “jolgorio”, “algarabía”, “color”, “fiesta”, vende a Oaxaca como el destino mas codiciable. 

En una ocasión anterior, de vista en España, incluso le entregó un obsequio al rey Felipe, pese a que la seguridad del monarca le impedía el paso. 

Este enero, de vuelta en Oaxaca y tras postergar su comparecencia en el Congreso, debido a su viaje, la secretaria expuso ante los diputados que al estado le está yendo requete bien en el ámbito turístico. 

Su mayor orgullo son los 313 mil 477 turistas que visitaron Oaxaca durante la Guelaguetza en 2023, la derrama económica de 998 millones 57 mil 65 pesos que esto generó y todas las certificaciones de calidad que el estado ha recibido. Incluyendo que nuestro estado sea un destino predilecto para la comunidad LGBTQ+, desde que en 2019 se aprobó el matrimonio igualitario. 

En resumidas cuentas, le enorgullece sobremanera que en Oaxaca se atiende muy bien al turista. Al grado de invertir más de 8 millones de pesos para habilitar once módulos de información turística “en puntos estratégicos de la entidad.”

La comparecencia duro dos horas, datos más, datos menos, pero en ningún momento se abordó el tema de la gentrificación ni la manifestación del 27 de enero.  Dónde sí se abordó fue en la conferencia del gobernador Salomón Jara. El lunes 29, la administración estatal dedicó más de 10 minutos a desprestigiar la Calenda contra la Gentrificación. 

El gobernador dijo que no creía que la ciudadanía simpatice con el tema. Que fue muy racista, al puro estilo del nazismo. El secretario de gobierno justificó la detención, sin orden judicial de los seis activistas que participaron en la manifestación. 

Más negación, más simulación. Lo menos relevante es el tipo de protesta que ellos prefieran o las que organizaron en sus tiempos de “lucha social”. 

La realidad es que la gentrificación es un problema que requiere nombrarse y que es urgente abordar porque el aburguesamiento de los barrios céntricos está provocando una silenciosa segregación, una exclusión en los espacios públicos.

Oaxaca es para los extranjeros. Y es paradójico que las calles que vieron a Juárez separar la iglesia del Estado, a Toledo protestar contra un McDonalds y a una ciudadanía enardecida en 2006 ahora vean a novios suecos, franceses, estadounidenses y demás nacionalidades bailar arrítmicamente al son de una banda. 

Es irreal que en la ciudad del taco de tlayuda con frijoles, quesillo, chapulines y un chile verde existan restaurantes donde se llega a gastar hasta cuatro mil 200 por una cena para dos personas. 

Y lo que nos espera cuando la Guía Michelin escoja a los restaurantes que formaran parte de su edición 2024. Porque por si no sabías, entre enero y abril ultra secretos catadores vendrán a dar su veredicto de la gastronomía oaxaqueña para elegir los mejores sitios para degustarla.  

A la par, la administración estatal ha puesto en marcha el programa: La Magia Ancestral de México para “atender” las necesidades básicas de los seis Pueblos Mágicos de Oaxaca y el Barrio Mágico de Jalatlaco. 

Es decir, les importa demasiado que esos espacios acaparados por el turismo estén en su mejor forma, que sean “mágicos” que destaquen por la idealización de una vida que poco a poco es más inalcanzable para los oaxaqueños. 

En las periferias llevan hasta 40 días sin agua, pero eso no es lo urgente. Lo que más interesa es posicionar a Oaxaca como una marca rentable. 

No por nada este año la Secretaría de Turismo cuenta con un presupuesto de 154 millones 947 mil 318.09 pesos casi cuatro veces el presupuesto para la Secretaría de las Mujeres y casi nueve veces el presupuesto para la Secretaría de Educación Pública.

Ah pero, la Primavera Oaxaqueña ha instaurado un “nuevo pacto social” para la convivencia pacífica y segura, para el desarrollo integral y sustentable de las ocho regiones de Oaxaca. 

Enlaces de consulta:

https://news.airbnb.com/ea/oaxaca-y-airbnb-anuncian-acuerdo-en-materia-impositiva/

https://www.facebook.com/CongresoDelEstadoDeOaxaca/videos/372188842116524/

https://www.finanzasoaxaca.gob.mx/pdf/cumplimientos/2024/anteproyecto DECRETO PRESUPUESTO DE EGRESOS.pdf

Tu opinión es importante