*La primera protesta contra la gentrificación termina en detenciones 

Por Paola Flores 

La policía estatal detuvo a seis activistas que se manifestaron en contra de la gentrificación en Oaxaca. Al finalizar la protesta de este sábado Filadelfo Desiderio, miembro del proyecto La Comedora Comunitaria; Meztli Hernández Jiménez, de la colectiva La Campamenta, Ricardo, Antonio, Ruth Díaz y Nizaye del colectivo de derechos humanos COJUDIDI fueron detenidos en el Zócalo de la ciudad en un operativo de “contención”, según informó la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC). 

Unas horas antes la marcha inició al son de una banda en el barrio de Xochimilco: 

Son las cuatro de la tarde, hay bodas en Santo Domingo, en las calles se observan marmotas, calendas; hay parejas que echan novio en las jardineras de los parques y turistas que posan en las fachadas. El viento se levanta con fuerza cuando la primera manifestación contra la gentrificación irrumpe en está imagen cotidiana del Centro Histórico.

Foto: Paola Flores

Los músicos que presiden la calenda no permiten que pase desapercibida. La convocatoria se hizo vía redes sociales: Organizaciones de la sociedad civil hicieron un llamado para defender Oaxaca, su territorio y cultura.

La caravana no es numerosa, pero está enardecida. Lo tienen claro: es urgente  levantar la voz “contra los extractivistas que ven en nuestro estado oportunidades para crear jugosos negocios”. 

Mientras avanzan por García Vigil realizan pintas en las que reclaman la preferencia que se le da a las necesidades de los turistas, mientras en las periferias hay escasez de agua y de otros servicios.

Los vecinos se asoman para quejarse de los daños. Los extranjeros confundidos comienzan a grabar lo que consideran una calenda como otras que han presenciado. La diferencia son las consignas: “fuera gringos de Oaxaca”, “fuera yanquis del planeta” “Oaxaca no es mercancía” “el que no salte es gringo”, “fuera Airbnb de Oaxaca”, entre otras. 

Bajan sobre la calle Cosijopii y dan vuelta en Macedonio Alcalá. Advierten con sorna que esta es la experiencia completa de Oaxaca: “si ya saben cómo somos ¿para qué vienen?”, gritan jubilosos. 

La música sigue, entre fiesta, cuetes y protesta. Algunos transeúntes y empleados de los negocios en el Andador Turístico se identifican con la causa y aplauden. Por momentos los manifestantes se detienen para increpar a los extranjeros y para expresar su indignación rompiendo vidrios.  

Llegan al Zócalo y destrozan los aparadores de la tienda Levi’s. Algunos ciudadanos conmocionados se alejan de la protesta. Suenan los últimos cuetes y emiten su pronunciamiento. 

Los manifestantes clausuran simbólicamente la tienda Levi’s.

“De boca en boca se va platicando cada día más sobre este fenómeno. Nadie puede negar a estas alturas que hay una cantidad exagerada de turistas del primer mundo que vienen a visitar Oaxaca y a quedarse. Las condiciones laborales de sus países les permiten  ser nómadas digitales, cobrar en monedas con mayor valor económico y vivir a sus anchas en territorios con contextos económicos no equivalentes”, señalan. 

La manifestación termina y nadie sospecha que está por arribar al lugar un numeroso contingente de la policía estatal. 

La Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) dijo en un comunicado que la presencia de sus elementos se derivó del seguimiento a esta manifestación a través del Centro de Control, Comando y Comunicación (C4): “Ante la presencia de disturbios por parte de algunas personas, se coordinó la actuación de las corporaciones de seguridad para que, con apego a derecho y en estricto respeto a los derechos humanos, se detuvieran a las y los presuntos responsables de los daños causados.”

En contra parte los compañeros de los activistas detenidos acusaron el uso excesivo de la fuerza policial. Al cierre de esta edición se encuentran en las inmediaciones de Ciudad Judicial, exigen la liberación de los detenidos y responsabilizan al gobierno de Salomón Jara de cualquier daño a su integridad física y emocional.

Foto: Cortesía

Finalmente, dos extranjeras fueron consultadas por esta reportera y esto fue lo que dijeron de la primera manifestación en contra de la gentrificación: 

Judi y Helen vienen a Oaxaca durante seis meses, cada año, desde 2019.

Tu opinión es importante