Por Paola Flores

“Ya esto ya cambió”, dijo el presidente durante la inauguración del rompeolas en Salina Cruz. Adelantó que el pueblo mexicano no tiene nada que temer, pues “va a continuar la transformación”.

Aseguró que quien va a sustituirlo como presidente es extraordinaria, “esa persona piensa igual que ustedes, igual que yo, entonces, ¿para qué nos preocupamos?”

Él se jubila, se retira de la vida pública, según comentó. Al final de su discurso de casi media hora aconsejó no olvidarse de los principios, “los principios son todo, los ideales”. 

Este mensaje se da luego de los señalamientos y cuestionamientos que ha recibido tanto su persona, como el partido que representa en fechas recientes: hay un descontento entre las bases de Morena por las candidaturas de personajes repudiables como el ex gobernador, Alejandro Murat. 

Hay dudas acerca de los procesos partidistas. Griselda Martínez, presidenta municipal de Manzanillo, Colima preguntó a través de la red social X, antes Twitter, si la candidata Claudia Sheinbaum tiene conocimiento de lo que está ocurriendo al interior del partido.

Y dijo que el pueblo exige poner fin a las imposiciones y evitar que aquellos a quienes costó tanto sacar del poder sean ahora reincorporados por Morena. 

Tu opinión es importante