Redacción

El Centro Nacional de Huracanes (NHC) vigila dos zonas amplias de baja presión, la primera al suroeste del Golfo de México y la segunda en el Pacífico Sur, las cuales tienen un 40 y 20 por ciento respectivamente, de probabilidad de evolucionar a ciclón tropical en los próximos días.

Por lo anterior, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) pronosticó que el temporal lluvioso se mantendrá en gran parte del estado.

Esto puede provocar incremento en niveles de ríos de respuesta rápida, caída de árboles y afectación a ramales eléctricos.

Además, soplarán vientos del suroeste que ocasionarán oleaje elevado en la línea de la Costa con probabilidad de turbonadas o trombas marinas, mientras que en zonas montañosas se presentarán bancos de niebla densos asociados con lloviznas intermitentes que pueden reducir la visibilidad horizontal.

No obstante, estas precipitaciones también son potencialmente beneficiosas para mitigar incendios forestales, recuperar los niveles de presas y modular la temperatura.

Tu opinión es importante