Tirar del Hilo | Mezcal a la Elon Musk 

Por Paola Flores 

El mezcal es considerado en Oaxaca y el mundo una bebida ancestral, una bebida de los dioses. La utilización del agave data desde la época prehispánica, pero no fue hasta después de la conquista que surgió el proceso de destilación. 

500 años después, lo que se conoció primero como Mezcalli, (que significa agave cocido) se siembra masivamente en cerros de los valles y sierras oaxaqueñas. Al grado de que personajes como el magnate Elon Musk, dueño de la red social X, antes Twitter y de Tesla, entre otras compañías ha apostado por la producción de esta bebida. 

Musk se suma a Maluma, Aaron Paul, Brayan Cranston, George Clooney, Rande Gerber, otros extranjeros que han hecho millonarias inversiones en el negocio del mezcal. 

La botella que presenta el Mezcal de la marca Tesla presume combinar los sabores de los agaves nativos Espadín y Bicuishe. Promete haber sido elaborado bajo un proceso cien por ciento artesanal y contar con la denominación de origen protegida. Contiene 750 mililitros y cuesta 450 dólares, unos ocho mil 289 pesos.  

Fue producido por la marca Nosotros Tequila y Mezcal, cuyo maguey proviene de la Sierra Sur de Oaxaca. Es una edición limitada. Híper elitista. 

Muy lejano queda el tiempo en el que el mezcal era considerado algo indigno para las clases privilegiadas, visto como el alcohol de los pobres. La denominación de origen llegó en 1994. Luego vino el boom, que en 2020 generó una derrama económica superior a los 431 millones de dólares para Oaxaca. 

Es importante recordar que el agave requiere de condiciones muy específicas para su siembra y para su producción. Necesita agua, mucha agua. Por litro de mezcal se ocupan aproximadamente 20 litros de agua.

Además a diferencia de otras bebidas, basadas en cultivos anuales; la tasa de renovación natural de los agaves va de los siete años para el caso del maguey Espadín y hasta más de dos décadas en las especies silvestres.

A mayor demanda, mayor producción y a mayor producción, mas grande la necesidad de sembrar más y más maguey. Por lo que su presencia en muchas comunidades ha representado deforestación en terrenos forestales y altos grados de contaminación, pues los herbicidas y plaguicidas erosionan el suelo y el metano producto de la descomposición de pencas de agave, un gas de efecto invernadero cuya capacidad calorífica es veinte veces mayor a la del dióxido de carbono, suma una razón a las altas temperaturas que se han presentando en el estado. 

Estos y otros daños se presentan en diversos grados de intensidad y distribución, siendo mayores en aquellas zonas donde se concentra un elevado número de palenques.

Algunas personas han celebrado que Tesla haya invertido en el mezcal oaxaqueño. Tenemos mezcal a la Elon Musk, pero ¿a qué costo? 

Tu opinión es importante