Tirar del Hilo | Toros y Santos 

Por Paola Flores 

Migrar para los humanidad debería ser un proceso tan libre como lo es para las aves, que en el invierno parten y en primavera vuelven. Pero no, migrar duele. Llena de grietas la vida, de trancazo eres nadie, un errante. Y regresar es casi imposible. 

Ésta es la realidad que Peter Eversoll y Rodrigo Dorfman plantean en el documental Toros y santos. En 52 minutos cuentan la historia de Tacho, quien llegó a Estados Unidos para trabajar por un año, pero han pasado más de 20 años y sigue en Carolina del Norte. 

Él y su esposa Cecilia desean volver a Cherán en Michoacán. Hace unos años se pusieron un ultimátum: cuando Cecilia cumpliera 40 la fiesta sería en Cherán, sin embargo la construcción de su casa se detuvo a causa de la pandemia y ella celebró su cumpleaños allá. 

Eso sí, rodeada de la comunidad que han formado, junto a otros migrantes de Cherán, quienes replican los jaripeos y fiestas de su pueblo, un lugar con historia propia, donde matan a los defensores de los bosques. El ex presidente municipal, Leopoldo Juárez Urbina, papá de Tacho fue asesinado en 2008. 

En ese momento, Tacho ya se encontraba en Estados Unidos y experimentó una enorme impotencia. En el documental cuenta que lo primero que hará cuando vuelva a Cherán será visitar a su papá. 

Los dos hijos de Tacho y Cecilia conocen el pueblo de sus papás, pues han viajado para visitar a sus abuelas, les gusta mucho, pero su vida está hecha en Carolina del Norte. Aunque no son totalmente de allá, tampoco de México, están en una especie de limbo. 

Tacho reconoce que todos los días enfrentan la posibilidad de ser detenidos, pero tienen fe. Sabe que esta es la situación de mucha gente. Sin embargo, Cecilia confiesa que llega un momento en el que te cansas de la vida en Estados Unidos. 

Y aunque comparten todo por video llamada, los cumpleaños, las graduaciones. Un día cualquiera llaman a Michoacán para sentir a sus familias más cerca, no es suficiente, siguen soñando con volver. 

En una proyección del documental aquí en Oaxaca, el director Peter Eversoll detalló que la grabación del documental tomó siete años. Fueron muchas conversaciones y quisieron respetar la historia, la forma en que los protagonistas querían contarla. 

Hay un dicho que dice: “Los toros te tiran al suelo, los santos te levantan al cielo.”

En este caso, los toros, son la migra, el narcotráfico, la violencia, el sistema que obliga a migrar. Y los santos son la comunidad que los migrantes han formado en el exterior. El tejido que los salva. 

La esperanza es volver, pero la pregunta obligada es ¿cuándo?

Tu opinión es importante