Por Paola Flores

Desde temprano empezó el ajetreo en Santa Lucía. Hoy el sindicato Tres de Marzo está celebrando su 50 aniversario. Trajeron a la mismísima banda Tierra Mojada y en su salón de fiestas, avecinado en esa demarcación, no deja de sonar la música y el bailongo. 

Muy cerca de ahí desde las dos de la tarde se incendian las riveras del río Salado. Una vecina dice muy resuelta: ahora lo que queremos es que la tierra esté bien mojada con estos incendios.

En grupos de Whatsapp circulan fotografías del siniestro, videos en vivo de los medios de comunicación que lograron acercarse a unas cuadras de donde arden las llamas. 

La primera impresión de la ciudadanía fue que quizá un cuete de los que se lanzaron en la calenda del sindicato había caído sobre la hierba seca, ahora circula la versión de que fue un ex agente municipal el que avivó las llamas.

La claridad brilla por su ausencia en las catástrofes. La desinformación corre a raudales y la ciudadanía tiende a la desesperación. 

Doña Bety dice que a ella ya la llamaron amigas y familiares para ofrecerle asilo. Le piden: Vente a mi casa no vayas andar corriendo riesgos. Ella está a casi un kilómetro del infortunio, pero la fumarola se vislumbra desde su azotea. 

El miedo generalizado es que llegue a las gasolineras de avenida Ferrocarril. Algunos ya empezaron a empacar sus cosas y a salirse. Por el momento el libramiento que conecta avenida Hornos con avenida Ferrocarril está cerrado. La calle es un caos, el tráfico un suplicio. 

El último reporte de las autoridades afirma que bomberos y policía trabajan para sofocar el incendio. En las colonias aledañas hay viviendas afectadas y personas intoxicadas por el humo.

Sin duda, el sindicato Tres de Marzo tuvo un aniversario muy ardiente. 

Tu opinión es importante