Por Paola Flores 

La crisis del agua en Oaxaca salió a las calles, ésta vez vecinas y vecinos de la colonia Aurora bloquearon el crucero del Fortín Plaza para denunciar que llevan más de 40 días sin recibir el suministro. 

Han salido de sus casas con pancartas en mano en las que se lee: Exigimos el derecho humano al agua y gritan una y otra vez: “Queremos agua, queremos agua.”

Una de las afectadas considera que esta es la única forma para que el gobierno los escuche. La ciudadanía afectada por los bloqueos los insulta por cerrar la circulación, ellos no se inmutan y responden que necesitan agua. Las personas dentro de los vehículos dicen que ellos también. 

Uno de los factores que agrava la crisis hídrica en la capital es la capacidad de almacenamiento con el que cuentan los hogares. No todos tienen cisterna, no todos pueden ocupar más de dos tinacos. 

“Los tinacos que tengo en mi casa no son suficientes, nosotros somos cinco”, dice una mujer preocupada. 

Las quejas de los vecinos incluyen a los hoteleros, y a los piperos, dicen que los hoteles y las pipas sí tienen agua: eso significa que sí hay agua, concluyen.

Las autoridades del municipio de Oaxaca de Juárez y del Sistema Operador de los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado se han acercado para dialogar, pero ellos sólo quieren hablar con el director, Omar Pérez Benítez. 

Él se reunió a mediados de febrero con la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de Oaxaca y les dijo que están dando mantenimiento a los pozos y tuberías, un trabajo “que había dejado de hacerse durante la administración pasada”. 

Tu opinión es importante