Por Paola Flores 

Para el Museo de Arte Contemporáneo de Oaxaca (MACO) no hay futuro. El fin llegó hace tiempo, mucho antes de que la Consejería Jurídica del gobierno del estado abrogara el comodato sobre el inmueble. Antes, incluso, del largo litigio entre los trabajadores y la Asociación Amigos del MACO. 

Quizá su fin o el principio de éste data del 2013, cuando su fundador, Francisco Toledo se retiró del proyecto y exigió la renuncia de los tres integrantes de la mesa directiva de Amigos del MACO: Rubén Leyva, Luis Zárate y José Villalobos. 

Así que no, el MACO ya no tiene futuro. En cambio, el Museo de Arte Contemporáneo y de las Culturas Oaxaqueñas (MACCO) está naciendo. En medio de un parto un tanto atropellado, con dificultades y cuestionamientos, hereda el acervo de su antecesor, pero sólo eso. El logo y el nombre quedó en manos de los Amigos.

El secretario de Cultura, Víctor Cata, concedió una entrevista para responder sobre este espacio que el pasado 23 de mayo pasó a estar bajo la tutela de la Secretaría que dirige y explicó algunos detalles sobre esta transición. Dijo que está al tanto sobre las dudas que los cambios han despertado en las redes sociales y la comunidad artística. Y aseguró que como autoridad pública, respetan el origen del MACO: 

El 9 de junio pasado, la Seculta lanzó una convocatoria para el rediseño del logo del MACCO, dejando atrás el que propuso Vicente Rojo en 1992 cuando el MACO abrió sus puertas. El ganador de la convocatoria obtendrá una remuneración económica de 20 mil pesos. Sobre esto, explicó: 

La Seculta cuenta con 30 días para terminar con el proceso de entrega recepción del inmueble en Alcalá 202 y para cotejar el acervo que recibió de los Amigos, que insistieron (hasta el litigio) en conservarlo. 

Sobre la deuda que se tiene con los ex trabajadores del MACO, Víctor Cata dijo que ellos están conscientes que no tienen un vínculo laboral con la Seculta.

Agregó que ha gestionado tres millones 700 mil pesos para atender gastos de operación, pago de trabajadores y para arrancar con las exposiciones de este año. 

Luego de estar cerrado por tres años el espacio que otrora fue la Casa de Hernán Cortés, presenta visibles signos de descuido.

Así el nacimiento del MACCO.

Tu opinión es importante