Por Paola Flores

Carlos Monsiváis creció escuchando canciones de cuna protestantes, asistió a la Escuela Dominical de la iglesia metodista y estudió fervientemente la Biblia, incluso la memorizó. El investigador Carlos Martínez García explora esta influencia en la vida y obra del escritor en su libro La Biblia y la Iconografía Heterodoxa de Carlos Monsiváis. 

Este martes compartió sus conclusiones en el Instituto de las Artes Gráficas de Oaxaca. Un numeroso y diverso público estuvo atento a la charla en la que compartió detalles de este personaje a quien el poeta, narrador y ensayista Adolfo Castañón definió como una de las figuras emblemáticas de la cultura mexicana.

Carlos Martínez, especialista en la historia del protestantismo en México, articulista de La Jornada y de este medio  tuvo el privilegio de observar de cerca a Monsiváis. Fue su amigo. Y cuenta que él retenía en su memoria pasajes bíblicos que luego replicaba en sus textos. 

“Para él, la versión de Casiodoro de Reina y Cipriano de Valera era soberbia, afirmaba que su libro Nuevo catecismo para indios remisos provenía directamente de sus lecturas de la Biblia”, detalló. Además explicó que su preocupación por la estigmatización de la comunidad evangélica/protestante en México lo llevó a sumarse a la defensa de la libertad religiosa.  

El maestro Carlos Martínez García sostiene el micrófono, a su lado, Porfirio Flores.

Carlos Martínez dijo que el interés de Monsiváis en el tema le vino de haber nacido, como él decía, del lado de las minorías religiosas; “particularmente de formarse en el seno de una familia esencial, total, férvidamente protestante. Por lo anterior su desarrollo fue excepcional en un contexto cultural y religioso dominado por el imaginario católico.”

El infante Monsiváis tenía plena conciencia del significado de pertenecer a una minoría religiosa, ya que “y se dispuso a resistir el escarnio de una primaria oficial donde los niños católicos denostaban a la evidente minoría protestante siempre representada por él, de ahí su compromiso por su defensa.”

También el autor destacó que entre los héroes de Monsiváis se encontraban personajes centrales del protestantismo como Jan Hus, Lutero, Calvino, Teodoro de Beza, Zwinglio, John Bunyan, John Milton, los puritanos, los cuáqueros,, los hugonotes, el almirante de Coligny, Aggripa D’Aubigné, John Wesley, John Brown, Karl Barth, Martin Luther King, Desmond Tutu, entre otros. 

Durante la presentación de libro lo acompañó el abogado y defensor de derechos humanos, Porfirio Flores quien dijo que el autor de Días de guardar, Catecismo para indios remisos, Los rituales del caos, entre otras muchas obras fue un férreo defensor de la libertad religiosa, “pues conservó siempre en su alma las historias de la Biblia que lo forjaron como uno de los grandes escritores de nuestro querido México.”

“Al leer el libro del Maestro Carlos Martínez García nos adentramos a una forma de concebir la libertad religiosa. Monsiváis fue un apologista de la fe cristiana, fue un paladín de los perseguidos de Chiapas, de los expulsados de Oaxaca y de los protestantes de todo México injustamente denostados”, señaló.

Tu opinión es importante