Redacción

Una larga hebra Jump’éel chowak kúuch, (en maya), es un viaje íntimo de la artista yucateca, Elena Martínez Bolio, en el cual, desde su mirada y su aguja hila voces de reflexión para nombrar la violencia, pero también la esperanza.

Esta exposición se trata de una narrativa que, a través del bordado, nos acerca a los valores de la vida cotidiana y la cosmovisión ancestral de las comunidades del Mayab, en Yucatán, transitando del ámbito de lo privado a lo colectivo.

La autora expresó que Una larga hebra es una búsqueda personal por engrandecer lo sencillo, dando a los textiles su lugar como documentos, pues nos cobijan al llegar a este mundo y también nos envuelven cuando nos despedimos de él.

“Como artista, soy un conducto para que el momento de creación, que es tan vasto y profundo, pueda desembocar en la sencillez y en la humildad de una aguja. Eso intento expresar en esta muestra, volver a maravillarnos y a encontrar significados en las prendas que usamos día con día, porque están llamadas a ser memoria de lo nuestro y de los nuestros”, expresó.

La exhibición está ordenada en cinco núcleos temáticos: Torcer juntas la hebra, Sábanas parlantes, El pudor de lo íntimo, Identidad dactilar y Sueños y pesadillas. Estos son los últimos días para visitarla en el Museo de las Culturas de Oaxaca.

Tu opinión es importante